sábado, 2 de mayo de 2009

Crónicas Mexicanas IV: La Pinche Tentación

Francy en la Casa Azul, la casa de Frida

No es menos que un Cóctel, y es más que una mujer normal.

Tiene la visión de mundo que se tiene en Bogotá y la Filosofía Caribeña que patentó en Barranquilla; es tan chingona como cualquiera en el Imperio de Teotihuacan y tiene la libertad de la Alemania moderna. Su acento costeño-mexicano, con palabrotas de cachaco, se acalla frente a su acento alemán; el mismo que se mezcla con el griego y el italiano... ¡vaya que sí es un Cóctel!

Escribe sobre el aroma de la lluvia, sobre bibliotecas de pan y sobre girasoles que fuman Marlboro… también lee descaradamente en una playa de Tulúm, con un margarita y frente a un mar multicolor.

Ni las calles de Bogotá, ni los engreídos de Barranquilla, ni un pinche güero alemán que la arrastró hasta Ciudad de México, ni el tano que tan solo la saluda, ni el güey de Veracruz, ni los directores de escuelas alemanas, ni el látigo de Quetzlcoatl, ni la falta de su imagen de la Santa Muerte que me regaló, la detendrán… es Muisca y llegará hasta Hamburgo para estar con la Paolita!!!

Con una vida un poco parecida a la de Frida “una mujer al mejor estilo mexicano, hecha para sufrir”: con unos cuantos golpes duros, mala racha con los güeros, algo de soledad y pocas lágrimas; pero con libertad de pensamiento, con alas, hecha de maíz, morena como los músicas y los aztecas, con el mundo en su verbo y su pasaporte…

Esperaré a que escriba cuentos, a que chingue tanto que le gane la partida a la embajada alemana, a que hable italiano sin acento alemán, a que por fin le hable su tano, a que pueda beber y fumar toda una noche sin tener una cruda de dos días, a que sienta el Tango de los Dinzel, a que tenga su altar de muertitos en Hamburgo… yo escribiré más cuentos, ahorraré moneditas en una alcancía de marranito, volveré a escuchar Tango, me graduaré de la maestría y empezaré el doctorado, leeré más en inglés; iré a una noche de muertos en México, al ritual del santo de los casos perdidos y aprenderé los rituales de su libro de la Santa Muerte, esperaré sus fotos de Chichén Itzá y… nos veremos en Hamburgo… ya no en el DF, ya no en América, en Hamburgo… así será, y no muy tarde.


Francy en la Basílica de Guadalupe, bendiciendo su imagen de la Santa Muerte... jajaja


Que la Santa Muerte te acompañe y proteja



4 comentarios:

Dark Angel dijo...

Entre tu lista de deberes hace falta las cervezas con el angel... quizas no el de la independencia, pero si el perdido, el caido... el oscuro.
besos desde mi lejana galaxia

La maga... dijo...

Menuda mujer, difícil de encontrar.

Y para más joder, en la casa de Frida !!!

Me encanta como describes, tan llano y tan natural...

Rafael Valladares de la Santa Cruz dijo...

Me encantó la Santa Muerte

Rosadefuego dijo...

Bravo por las mujeres que no se rinden, esas son las indispensables.