domingo, 30 de mayo de 2010

Entre las Tortillas y el Pan Negro









Sorprendente encuentro cultural entre las coloridas tortillas de elote centroamericano y el pan negro de la Rusia Blanca. No es fácil dejar los sabores, retener por siempre los aromas, que permanezcan los colores, recordar las huellas, dejar los abrazos y retener las viejas palabras; mucho menos encontrar una nueva cultura.

Siempre con los brazos abiertos para nuevos abrazos, pero con los puños bien cerrados para retener las marcas de la tierra de donde provienes. Que tus oídos aprendan nuevos tonos, pero que en tu mente retumben las historias de tus antepasados. Aprende nuevas recetas y nuevos postres, pero que tu paladar no olvide el sabor de los buñuelos dulces, ni del atole de elote caliente. Permite que tus ojos acaricien nuevos paisajes, sin que tu retina olvide ni por el más mínimo instante la necesidad de volver a recorrer el campo centroamericano y el colorido de los tejidos mayas. Ve sin irte.

Desde Suramérica te escribo, esperando volver a tu tierra, esperando que me leas desde tu nueva tierra, soñando con visitar esa nueva cultura que encuentras y esperando seguir siendo tu amigo parlador en español que ama la cerveza y los cigarrillos mentolados.




Con esta entrada me da el gusto de dar la bienvenida a mi amiga Diana, ahora desde su nuevo hogar en Bielorrusia

PD: expreso mi sentimiento de pesar y acompañamiento para los hermanos que han sido víctimas de la tormenta tropical Agatha en Guatemala

2 comentarios:

Diana dijo...

Ay Cesar! Siempre haciendome un nudo en la garganta con tus escritos. Muchas gracias por ir a mi nueva bitacora. Yo estare constante viendo la tuya, ahora me he estabilizado y quiero retomar mi vida, jeje (solo que aqui en Bielorrusia).

Besos!

P.D. Estoy trabajando otra vez en la parte de la fuga de los maniquies porque la otra se perdio, no se que paso.

Dark Angel dijo...

Ama los que estan lejos, por Por Dios! aprovecha los que tienes cerca! invitalos a una cerveza! dejalos verte por un ratito!
estoy en vacaciones... La madre si no te ves conmigo!
un abrazo desde mi lejana galaxia!