miércoles, 17 de diciembre de 2008

Cóctel de Sucesos II

Estoy de regreso… en realidad desde el sábado 06, pero la gran cantidad de trabajo no me había permitido dedicar un tiempo a la blogósfera. Cada día de la semana pasó y pensaba en lo que vendría a contarles… pero una y otra cosa me impidió venir.

Aunque no me he liberado de tanto trabajo, decidí darme el espacio para estar.

La gran mezcla que compone este cóctel es muy variada; procuraré presentarlos en orden cronológico:

Noche de Poesía, Vino y Tango con Dark

Ya casi eran las 5:00 pm, hora de la cita, y yo aún sentado frente al PC haciendo cosas que al jefe se le ocurrieron a último momento. Aunque quisiera salir, la lluvia me lo impedía; parecía que rompería cuanto encontrara… resolví llamar… o me llamó…mmmm, ya no lo recuerdo.

Aproximadamente a las 6:00 pm llegué a la tradicional Plaza de Bolívar, junto al legendario Casa-Museo del 20 de Julio (o Casa del Florero). Mucha gente vi pasar, y decidí llamarle…Y bien, me había esperado por una hora; en ese momento se encontraba tomando Café y ahora yo lo esperaría unos minutos. Llegó sonriendo, no necesitamos descripciones o señas para reconocernos… yo sonreí.

La hora no dio para mucho y tuvimos que caminar desde la calle 9ª, por la carrera 7ª, hasta la avenida Jiménez de Quesada (calle 13); junto al canal City TV nos esperaría una amiga mía y compañera de trabajo, que es maestra de lingüística… y qué bonito fue oírlos hablar de literatura. Caminamos por la Jiménez, giramos por la carrera 5ª y subimos por calle 12… al fin llegamos a la Casa de Poesía Silva.

Hubo Vino Tinto para todos los asistentes a la tertulia… el aroma delicioso y la insinuación de la arquitectura, los cuadros y el misticismo de quienes estaban en la sala eran muy sugestivos. Al fin los escritores que presentaban nos envolvieron leyendo algunos poemas y comentando sobre las obras en general y sobre cada autor. En medio de todo llegaron una par de amigas más… “estudiantes de maestría en ciencias farmacéuticas buscando poesía”.

Concluimos que nos gustaron los poemas y vida de XX. A esta mujer que nunca fue a la academia parecía que las palabras se tendían a sus pies y decían lo que ella quería expresar. Fue realmente conmovedor.

Finalmente terminó el evento… y a que no adivinan: terminamos en el bar “El Viejo Almacén”, escuchando Tango, tomando cerveza y fumando cigarros mentolados –bueno, una amiga y yo-.


Llegando a Ciudad de La Habana



El José Martí es un aeropuerto pequeño, pero amable. Las maletas tardaron una hora más; la compañía encargada de mi transporte hacia el hotel, tardó una media hora más. Fumé tranquilamente.

Por la ruta que iba el taxi que me llevaba, quedaba el lugar de parada de una cubana y sus amigos italianos; esa fue mi primera aproximación a lo que significa La Habana.

Llegué, me instalé y empecé a prepararme para tomar un baño; luego saldría a tomar una cerveza y más tarde a cenar. Me aproximé al balcón que tardé en abrir, y qué sorpresa me encuentro cuando el sol ya casi no alumbraba: el Mar Caribe a no más de 100 metros y en profunda calma. Cada día fue maravilloso acercarme al balcón.



El Socialismo

Muchos nos hemos preguntado sobre el sistema cubano y la vida en la isla. Pero sobre todo, y como también pasa con Colombia, solo sabemos información errada, parcializada y viciada por los medios de comunicación.

Es cierto que existen dos monedas: una más costosa que el dólar y un poco menos que el euro (peso cubano convertible –CUC-), que manejan los turistas; y otra, el pero nacional (1 CUC = 24 pesos nacionales), por ende la población no tiene poder de compra. También es cierto que para los turistas no es muy atractivo, porque no hay que comprar. Y es cierto que existe una dictadura.

Pero también es cierto que los ciudadanos tienen total acceso a la educación en las todas las modalidades que nos imaginemos (es normal tener título de doctor –lo que en otros lugares llaman PhD), hay trabajo para todos (existe una ley contra los vagos), el sistema provee una canasta alimenticia básica, existe un programa llamado “El Médico de la Familia”, la expectativa de vida es elevada (incluso más que en países “desarrollados), la población envejece (como suele suceder en Canadá, Suiza, los países nórdicos, Japón, y la mayoría de países del primer mundo), los jóvenes no tienen la condición de trabajar para pagar sus estudios (como pasa en la mayoría de países) y la universidad ha tenido programas en los que va a las empresas y fábricas a formar a los empleados, el mayor problema de salud pública son los problemas cardiovasculares y no la desnutrición… y muchas cosas más que no muestran un país en decadencia, donde no existe la libertad, donde toda la gente quiere irse, o donde solo gay miseria. Estoy seguro que un la mayoría de los países de Latino America y muchos más del mundo no le ofrecen a sus ciudadanos lo que Cuba sí.

Para quienes vamos de un país capitalista y que estamos acostumbrados al comercio y a consumir, es duro no ver boutiques, centros comerciales, bancos y muchos más lugares dónde derrochar los pocos billetes que tengamos. Si se tiene lo básico y un poco más, no es necesario comprar tanto, y por ende requerir de tanto dinero. Pienso que el único problema que tiene Cuba es el bloqueo de USA.


Café Amargo, Havana Club, Cerveza Bucanero y Hollywood Green

Esta parte fue muy bonita: al desayuno tomaba dos cafés dobles y sin azúcar, en el Palacio de las Convenciones mi anfitriona me daba café cada media hora, durante la apertura se hizo una cena-rumba-brindis de bienvenida y tomamos Cuba Libre con Havana Club, cada vez que almorzaba o cenaba pedí una Cerveza Bucanero y durante el cierre del evento hubo otra rumba con Son Cubano y Havana Club por litros. Ah, y se me olvidaba contar que una colombiana que estudia en La Habana me recomendó los cigarrillos Hollywood verdes, y una amiga alemana compartió conmigo sus Hollywood rojos.



Cartas para un Gato 1

El sonido me arrullaba,
Y la imagen azul me hipnotizaba;
Como si se tratase de tu presencia.

La música me trajo imágenes de siempre,
El viento me repitió tus palabras,
Y las sábanas me recordaron que no estabas.

Esta noche es casi eterna,
Y la dicha casi completa;
Ahora solo faltan tus besos.



El Mar Caribe y la Montaña

Cada tarde terminé exhausto, porque además de estar en el evento, tuve que estar en la universidad trabajando en los convenios interinstitucionales que haremos. Llegaba al hotel, me bañaba, caminaba por el sector de Miramar, tomaba cerveza, fumaba e iba a dormir.

Una de esas tardes hice lo que no es muy usual en mí: ver TV. Así que me acomodé en la cama, por supuesto que abrí el balcón para ver y escuchar a mi amigo fiel y empecé a revisar los canales. Y ¡caramba!... a que no imaginan con qué me encontré… sí, con La Montaña. Ya iba en la escena en que Jack conoce a Lureen Newsome y estaba traducida al español. Era la sexta vez que veía a Brokeback, pero creo que no es suficiente; la veré muchas veces más. Tampoco me gustó que estuviera traducida, pues considero que las voces hacen gran parte de la actuación; y todos sabemos que las actuaciones son magistrales. Bueno, sonreí.


De Regreso

Me despedí de mi amiga cubana (la maestra organizadora del evento sobre medio ambiente), de los demás colegas del evento, de mi amiga alemana, del personal de seguridad del hotel y me dirigí al José Martí. Allí, como en toda la isla, no había mucho que comprar… igual, no se trata de un país para consumir (que significa mucha más contaminación; cosa no es muy común en Cuba). Eran las 4:30 am cuando llegué, terminé de comprar regalos para mi lista de 27 personas (mucho Tabaco y Ron, también Café y Libros) y a las 7:30 abordé. Ya estarían próximos los míos de nuevo; mientras tanto observaba el azul a lado y lado y abajo.



Inyección que Duele, para el Dolor

Ya estando instalado, sin muchas novedades, pero si con mucho trabajo, apareció un dolor intenso en el lado derecho de mi pecho. Por primera vez reír, suspirar y brincar dolía… y mucho. Tuve que pedirle a un amigo que no contara más chistes durante el día, pues las contracciones al reír me provocaban fuerte dolor. Luego de unos días fui al médico, y para el dolor me recetó una inyección que me dolió mucho… ahora tomo tabletas de acetaminofen y naproxen.

Saludos Pendientes

Debido a que en Cuba es muy complicado comunicarse (una hora de Internet cuesta como 5 euros, mientras que en Colombia cuesta lo equivalente a 50 centavos de dólar), no pude estar al tanto de mi correo electrónico. Tenía aproximadamente 30 mensajes, y por ende a mucha gente a quién saludar. Hice un listado de 10 personas a quien escribir; pero aún así me faltaron muchos. Aquí saludo a: Andrea, Lara, Diana la Maga, Marga, Rosita, Anita del Sur, Mar del Norte, Alas, El Vaquero Soñador, Straw, Oz y espero no olvidar a nadie.



Cartas para un Gato 2

Perdóname por necesitarte;
Mis labios solo reclaman,
Mis pasos no quieren estar solitarios .

6 comentarios:

Marga dijo...

Que bueno que regresaste, por fin!!!!!

Ya no tendré que beber más agua, jajajaja.

Te leo con calma que por aquí ya es muy tarde.

Volveré a entrar, sólo quise enviarte un besote grandote, grandote y un abrazo enormeeeee.

Muacssssssssssss

Anónimo dijo...

Vaya que aventuras mi querido César...

Todos te echábamos de menos...aunque la verdad es que echar de menos a una persona no suena tan bien...mejor digo te extrañabamos...

Un mundo de miles y miles de semillas de pino para tí...Bienvenido a casa...

Dark Angel dijo...

Hmmmm me toca por partes...
Aquella tarde, cuando ya estabas retrazado (subrayo esta parte) fui yo quien te llamé a decirte que ya iba llegando...despues me metí a compar un librote de segunda y ya despues todo sigue tal como lo contaste, con una noche que espero que se repita, porque a todos mis amigos y bloggers (que vienen siendo la misma cosa) les he hablado maravillas de ti.
Por otro lado, la libertad que me garantiza mi país no la cambiaria por nada en el mundo, con todo y las cosas malas. La libertad de educarme y no de adoctrinarme en un país hermoso, unico en el mundo donde una momia viviente aun gobierna...
Por otro lado, que rico que hayas cumplido esa meta, pequeñita en comparacion de las muchas que cumplirás....
Saludos de Oz, creo que mañana pasaré por tu trabajo, espero que estés o que te pueda dejar una correspondencia.
Un abrazo desde mi lejana galaxia.

Rosadefuego dijo...

Estupendo el encuentro con Darkie y tus amigos; pese a la lluvia pasaron un buen rato, y que mejor sino conversando de literatura.
Sabes que eres muy bueno para informar, la forma objetiva e interesante en que lo haces no permite que uno se despegue de la lectura.
Sabía que Cuba era mucho más de lo que norteamérica nos quiere hacer creer. Un país donde hay educación, es un país que avanza. Además del fácil acceso a las necesidades básicas como la alimentación y los servicios médicos.
Que bello levantarse cada día y tener a ese hermoso mar para admirar.
¿Qué fue ese dolor en el pecho, qué te diagnósticaron?.

Que bueno, pero que bueno, tenerte de nuevo con nosotros.

Un beso enorme!!!!!!

Ana, un Hada al Sur del Mundo dijo...

Me encantan los relatos de encuentros... nunca voy a olvidar cuando nos vimos por primera vez con el vaquero soñador en una juguetería... o cuando cruzando el charco pude abrazar el gigante uruguayo o el delicioso encuentro con Anita del Norte...
¿Algún día bajarás hasta la Buenos Aires que espera tus pasos? Los anfitriones porteños nunca dejamos de esperarlos, a todos, a cada uno... y sé que hablo por el Vaquero y el querido Shrek (Roberto), con quienes nos vamos encontrando siempre que podemos y siempre, invariablemente SIEMPRE, es muy corto el tiempo...

Un besote y envidable tu maravilloso viaje!!!

Marga dijo...

Regresé de nuevo, tarde pero regresé.

Perdóname por no leerte antes, pero el tiempo estos días se encoge, mucho trabajo y con muchísimas ganas de que terminen las dichosas navidades.

Me ha encantado todo lo que nos has contado, me sabe a poco, sobre todo el encuentro con Darkie jajajaja.

De verdad que es un lujazo leerte siempre.

¿Están mejor tus costillas?

Cuídate corazón

Besitos