lunes, 16 de noviembre de 2009

Desde Lima, desde Bogotá, desde aquí

Mi cama ha quedado con tu aroma, mis brazos con la sensación de tu abrazo y mi boca ansiosa de más besos improvisados en la mitad de la noche.

Pasar unos minutos contigo me hace acostumbrarme a tu presencia. El tiempo es delicioso cuando tengo tu sonrisa, cuando tengo tus gestos, cuando tengo tus manías, cuando tengo tu mirada esquiva; cuando tomas mi mano.

Y la música me habla todo el tiempo de ti. Cada hora viene con las imágenes y las sensaciones; quiero revivirlas; quiero que estés conmigo de nuevo.

Lima, Cusco y un fin de semana más me han hecho soñar de nuevo con un largo camino. Quiero que camines a mi lado.


El Mar en Lima, el Mar que tanto te gusta

3 comentarios:

Rosadefuego dijo...

Y yo quiero que siempre caminen juntos. Su mano en la tuya, sus ojos claros prendidos en tu mirada; un sueño que se desliza en la espuma del mar.
Un anhelo que espero pronto se haga realidad.

Sabes, dicen que los gatos son muy independientes, pero cuando te eligen, es para siempre... y doy fé de ello, Oliverio lleva 11 años a mi lado y siempre encuentro en sus mágicos ojos un sabor de ternura, suena loco, pero sé que a su manera minina él me quiere, y yo le quiero también.

Oz Vega dijo...

Bueno.. a todas estas... me falta info sobre el gato!!!
Garfield? Feliz? Silvestre? cual es mas parecido???
jajaja
hola amiguito... a ver cuando te dejas ver!.
Besitos mil

Diana dijo...

César, que foto más hermosa la que tomaste. Y que fortuna tanto para el Gato como para tí por quererse tanto...